[Podcast] Change.org: "Cualquier persona, en cualquier lugar, puede cambiar cualquier cosa"

Las grandes revoluciones a veces comienzan con pequeños gestos. Algo tan sencillo como hacer ‘click’ en una web puede ser la chispa que agite las conciencias y active un cambio social. Bien lo saben en Change.org, la mayor plataforma de activismo ciudadano online existente en el mundo. Este proyecto -que ha conseguido involucrar a más de 14 millones de personas en nuestro país- ha logrado modificar leyes injustas hacia colectivos desfavorecidos, visibilizar cuestiones medioambientales o defender la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Hablamos con Javier Sánchez, director de campañas y comunicación de Change.org en España, para que nos cuente en un nuevo capítulo de Revolución Sostenible cómo la movilización ciudadana en redes puede lograr que lo que parece utópico se transforme en realidad.

Tecnología al servicio de la acción ciudadana

Quizás el éxito de esta plataforma radique en que permite que el acceso al poder y a la toma de decisiones se democratice. Ya no hace falta pertenecer a grandes lobbys o tener una tupida red de contactos para lograr ser escuchado por las administraciones públicas o compañías multinacionales. “Cualquier persona, en cualquier lugar del mundo, puede cambiar cualquier cosa de forma rápida y sencilla, utilizando la tecnología que existe para ello”, reflexiona Javier. El modus operandi de Change.org es sencillo. Basta con elaborar en una petición acerca de una temática específica en la plataforma digital y difundirla para lograr el máximo número de firmas o apoyos posibles.

 

No obstante, es necesario tener en cuenta que cada día se registran cientos de peticiones y solo un puñado de ellas logran movilizar a la opinión pública. Según Javier, para que una iniciativa triunfe debe combinar diferentes ingredientes. “En primer lugar es necesario tener una buena historia personal que convenza y explique de manera muy sencilla cuál es el reto al que se enfrenta esa persona”. Pero no basta con eso. También resulta fundamental elaborar una petición lo más específica posible y descubrir qué personas o instituciones tienen competencia o capacidad de decisión sobre la iniciativa, para poder dirigirla hacia ellas.

Impacto colectivo

El último ingrediente de este cóctel sería lo que Javier denomina “una buena teoría del cambio”, es decir que no se trate de una petición individualista, sino que pueda beneficiar a un amplio número de personas. Esto es clave para lograr que se cumpla el modelo de impacto de Change.org, que no se basa únicamente en empoderar a la ciudadanía, sino que también busca movilizar e involucrar a amplias capas de la población para captar la atención de los medios de comunicación. De este modo, se logra persuadir a las administraciones públicas con el objetivo de obtener cambios significativos.

 

Un ejemplo paradigmático de ello sería el caso de Anna González, que dirigió una petición al Ministerio de Justicia después de que su marido muriese atropellado por un camionero que se dio a la fuga. Su iniciativa -que buscaba que ninguna muerte en la carretera quedase impune- logró más de 300.000 adhesiones y finalmente consiguió que el Código Penal fuera modificado para proteger a las víctimas de accidentes de tráfico mediante un endurecimiento de penas. Se trata de una victoria insólita que demuestra que a veces se cumple esa máxima que afirma que “como no sabían que era imposible, lo hicieron”.

Activismo para cuidar el planeta

Más allá de cuestiones concretas como el caso de Anna, el potencial de Change.org es especialmente significativo en cuestiones vinculadas a temáticas ambientales. “Los defensores del medioambiente son una de las comunidades que más se moviliza en nuestro país y que más está marcando la agenda". Basta bucear en su web para comprobar que cuestiones como la defensa del Mar Menor, la propuesta de buscar alternativas sostenibles a los productos de higiene femenina o la denuncia de la tala indiscriminada en el Pirineo aragonés cuentan con miles de firmas de apoyo.

 

 

Por ello, si tienes una idea sobre cómo puedes ayudar al planeta, plantéate convertirte en el precursor del cambio que quieres ver por tu entorno. Puede parecer complicado, pero si ves alguna situación injusta que crees que podría cambiarse, puedes tratar de convertir tu rabia en motivación iniciando una petición. “En muchas ocasiones siendo honestos, humildes y flexibles se pueden conseguir muchas cosas. Lo más importante es tener muy claro qué se quiere cambiar, conocer el problema al que te enfrentas, porque una vez lo conozcas es mucho más fácil proponer la solución o buscar quién puede llevar a cabo ese cambio", sostiene Javier. Si quieres descubrir cómo puedes empezar a revolucionar el mundo desde tu ordenador no te pierdas este estimulante capítulo de Revolución Sostenible.

6 comentarios

http://mewkid.net/when-is-xuxlya/ – Amoxicillin 500mg Amoxicillin Without Prescription ogd.rrxv.saigu.es.ihn.fq http://mewkid.net/when-is-xuxlya/

zugipavi 19 de septiembre, 2020

http://mewkid.net/when-is-xuxlya/ – Buy Amoxicillin Amoxicillin No Prescription kvh.oydy.saigu.es.arv.zs http://mewkid.net/when-is-xuxlya/

uwoahecikan 19 de septiembre, 2020

http://mewkid.net/when-is-xuxlya/ – Amoxicillin Online Amoxicillin No Prescription dnt.tsug.saigu.es.rbj.hj http://mewkid.net/when-is-xuxlya/

ejiqeviyoiy 19 de septiembre, 2020

HclaAEYMUCvDb

yftsimUe 26 de agosto, 2020

QHdaUzGO

GnviFrTxXeIVUDcY 26 de agosto, 2020

aJKBAkzDjoVPxWhq

JGHuBEpcb 18 de agosto, 2020

Dejar un comentario