Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Consigue un 10% de descuento en tu primer pedido. Recoge tu código aquí.

Labios

Independientemente de cómo los tengas, tus labios son una parte fundamental de tu maquillaje y con ellos expresarás lo que te apetezca en cada momento. Si tienes un día atrevido opta por un rojo intenso, si estás en modo mimos, escoge un rosa cuarzo y si quieres discreción y elegancia opta por un nude. La intensidad del humor con el que te levantes también hará que puedas elegir entre un cremoso que hidrate y le dé un toque de color a tus labios y un mate aterciopelado que haga girar cabezas a tu paso. Te explicamos en qué momento puedes usar cada uno y cuál te quedará mejor.

¿Cómo aplicar un pintalabios correctamente?

La aplicación dependerá mucho del tipo de pintalabios que estés utilizando: mate, cremoso, líquido, etc. Siempre es una buena idea perfilar primero los labios con un lápiz del mismo color para luego rellenar el resto con el labial que hayas elegido. Si te pasas de producto siempre puedes eliminar el exceso apretando tus labios con una servilleta en medio.

Para conseguir el efecto óptimo, es importante que tengas los labios cuidados y para ello te recomendamos que los exfolies al menos una vez por semana con lo que conseguirás eliminar las pieles secas que todavía están adheridas.

Otra parte importante de su cuidado es la hidratación, así que, cuando te apliques tu crema de noche, aprovecha para poner también un bálsamo nutriente para que, cuando te despiertes por la mañana, estén listos para el labial que elijas.

¿Cuál es la diferencia entre un pintalabios mate y cremoso?

El hecho de que elijas un pintalabios mate o cremoso dependerá mucho del tipo de labios que tengas y del acabado que busques.

Si tus labios suelen estar secos y tienden a agrietarse, el labial cremoso les dará la hidratación que necesitan y el efecto será un color más natural y delicado. No es un pintalabios tan cubriente así que te recomendamos que lo lleves en el bolso y que aproveches para repasarlo cuando estés delante de un espejo. Si quieres más intensidad, tendrás que darle más capas y, aunque es más discreto, no pasará desapercibido.

Por otro lado está el labial mate que te dejará un acabado terciopelo, mucho más cubriente y con mayor duración. Sin embargo es menos hidratante que el cremoso así que es posible que tus labios se vean menos tersos. Pero eso lo puedes evitar teniendo una cuidada rutina de exfoliación e hidratación. Su efecto es elegante e intenso y puedes usar un mate tanto para ir a trabajar como para salir a cenar o de fiesta.

¿Qué color de pintalabios tengo que utilizar con mi tono de piel?

A la hora de elegir el mejor color para tus labios, es importante tener en cuenta el de tu piel, pero también el de tu cabello y ojos. Según el que elijas, puedes conseguir un efecto apagado y neutro o luminoso y llamativo, así que debes tener en cuenta esta combinación de colores.

Pelo claro con piel clara: te recomendamos que utilices tonos como el rosa palo, algún fucsia o también te quedarán bien los rojos intensos y puede que el marrón.

Pelo oscuro con piel clara: te pegarán los tonos con base azulada como los violetas, los rosas o los rojos fuertes. Es importante que el color que elijas para los labios no sea más oscuro que el de los ojos o, si no, elige una máscara de pestañas potente para darle equilibrio a tu cara.

Pelo oscuro con piel oscura: lo tuyo son los tonos corales, anaranjados y violáceos. Cualquier color que destaque, te irá bien, pero evita los poco vivos, como los marrones.

Piel cetrina: si tienes este tipo de piel te broncearás con facilidad en verano pero en invierno tu piel tendrá un tono oliváceo o anaranjado. Te recomendamos tonos melocotón, coral, berenjena o nude.

¿Cómo quitar un pintalabios?

El labial cremoso no te costará casi desmaquillarlo, con que utilices un poco de leche hidratante, ya verás como se va en seguida, en cambio al mate sí le tienes que dar una atención más especial. Es un pintalabios poco hidratante, así que tendrás que darles un cuidado extra a tus labios.

Deberás eliminar los restos con un producto lo más natural posible, un agua micelar o leche desmaquillante. Frota con pequeños círculos hasta que se vaya el último resto de producto. Después aplícale una buena hidratación con un cacao o con aceite de almendra. El objetivo es que tengas los labios limpios y suaves y te vayas a dormir sin ningún resto de producto para que puedan respirar hasta el día siguiente que decidas aplicarles labial.

Disponibilidad

Precio

 
 
 
-
 
nuevo