Todo lo que tienes que saber sobre el aceite corporal Oasis – Saigu Cosmetics
Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.
Todo lo que tienes que saber sobre el aceite corporal Oasis

Todo lo que tienes que saber sobre el aceite corporal Oasis

El primer producto corporal de Saigu ha sido como Gandalf. No ha llegado tarde, ni pronto, ha llegado exactamente cuando se lo ha propuesto: para inaugurar el comienzo del verano dándole a nuestra piel todo lo que se merece:

🕰️ Relajación mientras lo masajeamos

💦 Hidratación y nutrición

🍪 Un aroma tan rico como el de sus coloretes

✨Un brillo radiante  

Sensorialidad

Oasis es un aceite corporal de acabado seco que, sin duda, te sorprenderá. Al menos a mí, una de las cosas que más me llamó la atención la primera vez que lo probé (y fui capaz de dejar de pensar en lo bien que olía), fue su poder de transformación.

Cuando pones el primer pump en tu mano, notas la textura característica de un aceite con cuerpo, incluso cierta densidad que te hace pensar que, al menos, tardará un ratito en absorberse por completo.

Sin embargo, cuando comienzas a masajearlo, enseguida te das cuenta de que se transforma en un aceite superligero y que lo del “acabado seco” iba realmente en serio.

La piel recupera su elasticidad y un extra de luminosidad, sin que parezca que llevas un producto oleoso sobre ella.

Modo de empleo

Nos encontramos ante un sérum al que podemos sacarle partido de diferentes formas, dependiendo siempre de nuestras necesidades y, por supuesto, de nuestros gustos.

1. En seco

Puedes usarlo como producto corporal único, ya que confiere la suficiente hidratación y nutrición por sí mismo, o combinarlo con tu crema hidratante de cabecera.

Saigu recomienda aplicar primero Oasis y después la hidratante (porque para algo es un sérum), aunque yo me he venido arriba y he probado tres formas distintas para contaros mi experiencia.

- Tal y como indica Saigu: primero el aceite y después la crema. La piel se queda de cine. Y te habla una piel seca que en verano no puede dejar de lado la hidratación de las piernas ni por fuerza mayor si no quiere acabar como un lagarto.

- Primero la crema y después el aceite: aquí juegan un papel importante las texturas. La más densa, en teoría, debería ir en último lugar. Yo, además de este detalle, también he tenido en cuenta algo crucial para mí: mantener por encima de todo el riquísimo olor a galletita de Oasis. Además de la fragancia, consigues dar un punto más glow a la crema. El acabado es ✨

- Mezclándolos en la palma de la mano: a veces la vida apremia y, aunque la primera opción siempre es la de salir disparada de la ducha y terminar de vestirte mientras bajas las escaleras hacia el portal, en la comunidad Saigu tenemos nuestras prioridades y una de ellas es hidratarse la piel y la otra, mimarse aunque sea en versión x2, como los audios de WhatsApp. Dos o tres pumps de tu crema de confianza + Oasis y ya estás lista para lanzarte escaleras abajo.

2. En mojado

Con la piel aún húmeda, lo extendemos y lo dejamos actuar alrededor de 2 minutos. Después, solo tenemos que retirar el exceso con la toalla.

Sensaciones

Una vez que ya te he contado lo primero que más me llamó la atención de Oasis (su poder de transformación), toca hablarte de lo siguiente que me hizo levantar una ceja y asentir pensando “muy bien equipo Saigu, muy bien” (yo me imagino como Robert de Niro cuando pone cara de aprobación en una de sus comedias).

LA SUAVIDAD 

Es decir, te aplicas el aceite, te vistes y te olvidas de él. Y, en algún momento, recuerdas que estás testando un producto, te acaricias las piernas y los brazos y percibes esa suavidad característica de piel bien cuidada que tanto nos gusta😍.

El aceite de cacay le devuelve la luz a la piel, el de jojoba la hidrata y suaviza, el de oliva restaura la barrera cutánea y la vitamina E previene el daño oxidativo.

Consejo

Es importante que el dispensador lo mantengas en horizontal y que primero eches el aceite en la mano y, de ahí, vayas al cuerpo. Así evitamos que salpique y desperdiciar producto o peor, que caiga alguna gota traviesa en la ropa que tienes preparada justo al lado.

Sí, al habla una adicta a los aceites que ha vivido mucho (y no todo bueno) junto a ellos. Recuerda: todo lo que sea instagrameable, es mala idea. (Como restregarse la pipeta del Elixir Medianoche por la cara, pero otro día abriremos ese melón).

Es lo que estás buscando si...

- Tu piel es seca.

Mi piel de la cara es normal-seca, pero la del cuerpo es seca-muy seca. Cuando llega el verano siempre tengo que incluir un aceite para reforzar cualquier crema, por muy rica que sea. 

Estupendo para rodillas, codos, talones y también nuestras manos.

- Te da un poco de pereza el cuidado corporal.

Esto es algo bastante común, incluso entre las beauty junkies más consagradas. De cuello para arriba todo lo que quieras, pero, ¡ay de cuello para abajo!

Recuerda: la textura no solo es ligera en la piel, sino que se extiende y absorbe muy rápido. Antes de que te hayas dado cuenta, le habrás dado a tu piel la hidratación y nutrición que necesita.

- Estás embarazada.

Los activos de Oasis se han escogido para que no solo se trate de un producto hidratante, sino también reafirmante y regenerante. Previene la aparición de estrías y también las trata, pero, ojo: no las elimina una vez han aparecido. 

- Te gusta el olor de los coloretes y labiales de Saigu.

¿Qué fan de este aroma puede resistirse a llevarlo untado por todo el cuerpo? Yo, no.

Espero que esta guía te haya servido para adentrarte en la nueva dimensión que Oasis ha abierto en Saigu, estoy impaciente por saber qué opinas cuando, por fin, lo hayas sentido en tu piel.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito

¡Felicidades! Tu pedido tiene envío gratis Gasta €40 más y consigue que tu envío sea gratis
No hay más productos disponibles para comprar