5 razones por las que Saigu Cosmetics es diferente a otras marcas

No podríamos empezar este artículo sin mostrar nuestro profundo respeto por todas las marcas de la competencia, tanto de cosmética y maquillaje tradicional como las que se han lanzado al área de lo sostenible, natural o ecológico. Sabemos el trabajo que requiere levantar un proyecto y que, detrás de cada uno de ellos hay personas con ilusiones y sueños que cumplir. Entendemos la competencia desde la deportividad y celebramos que haya cada vez más marcas en este camino de hacer un mundo mejor.

Pero en Saigu Cosmetics tenemos unas diferencias muy marcadas porque conocemos muy bien la industria en la que estamos y decidimos hacer las cosas de otra manera siguiendo nuestros valores. Es decir que no creamos la marca y luego nos inventamos unos valores sino que Saigu nació desde ellos y siguen siendo los que nos guían.

Controlamos todo el proceso

Y no es que seamos activistas que nos hayamos puesto a aprender a hacer maquillaje, somos expertos en maquillaje que decidieron hacerlo de la manera que pensaban que era la correcta.

Así controlamos todo el proceso de fabricación de un producto, algo que es muy muy poco habitual entre las marcas de maquillajes que suelen contratar laboratorios externos. En cambio nosotros tenemos nuestro propio laboratorio y fábrica así que hacemos la formulación de cada uno de los productos. De hecho tenemos muchas ganas de empezar a enseñarte cómo es el trabajo en laboratorio, cómo se van mezclando los ingredientes, y cómo se van haciendo pruebas de texturas y colores hasta que damos con los perfectos.

Buscando la excelencia

De esta manera nos podemos permitir que los productos que sacamos tengan esta altísima calidad que está fascinando a todo el mundo. Pero es verdad que era una de nuestras condiciones sine qua non desde que empezamos a crear la base de maquillaje.

Bajo ningún concepto saldríamos a la calle con un producto que no fuera de muy alta calidad. Porque queríamos demostrar que la sostenibilidad no está reñida con el buen maquillaje y que nadie tenía que sacrificarse y usar productos mediocres por el planeta. Estábamos convencidos de que se podían conseguir las dos cosas y que, de esta manera, podríamos conseguir 'captar' incluso a personas que todavía no tienen despierta la sensibilidad por el medioambiente.

"Si el maquillaje natural y sostenible puede ser tan bueno para mí y para el planeta, significa que el tradicional también puede hacer un esfuerzo en esa dirección sin miedo a perder sus cualidades y su clientela", esperábamos que dijese la gente. Porque no nos preocupa en absoluto que otras marcas se muevan hacia esta dirección. Esta es la diferencia que decíamos de trabajar desde los valores porque, si los ponemos por delante, no nos importará que nos hagan la 'competencia' en la protección del planeta, de los animales y las personas, al contrario, les damos la bienvenida. Y también en la carrera de la búsqueda de la calidad.

Garantía de satisfacción

Lo que más nos importa es que las personas que forman parte de nuestra comunidad y adquieren nuestros productos estén contentas con ellos. Por eso no hacemos un marketing grandilocuente de las cualidades que tienen sino que intentamos ser lo más descriptivos posibles. Para que, cuando te llegue a casa y lo pruebes, sea exactamente lo que te esperabas.

Sin embargo, ya sabemos que no se puede gustar a todo el mundo, y también sabemos lo frustrante que es que compres algo que no cumple exactamente con lo que buscabas. Así que, por eso tenemos una política de cambios y devoluciones muy revolucionaria. Básicamente, no queremos que nadie tenga en casa un producto Saigu que no le convence al 100%, por eso te invitamos a cambiarlo por otro color o devolverlo gratuitamente. Porque para nosotros es más importante tener tu confianza que tu dinero

Los valores primero

soy suficiente

La naturaleza, los animales y las personas han sido para nosotros el centro gravitatorio alrededor del cual se creó Saigu Cosmetics. Están en la base de todas las decisiones que tomamos, desde la selección de ingredientes para nuestros productos, el material del packaging, los/las modelos para las fotos, etc.

Somos personas que creemos que la vida es mejor vivirla de forma proactiva y, si hay algo que no te gusta, lo mejor que puedes hacer es arremangarte y contribuir a una solución. Por eso, en lugar de quejarnos de lo que creemos que no está bien en la industria de la cosmética, de la belleza o en el mundo en general, preferimos hacer algo para remediarlo.

También creemos que, una vez te has puesto manos a la obra, te encuentras un sinfín de problemas y contratiempos por lo que te vuelves más comprensivo con los demás y no te resulta tan fácil criticar. Porque te das cuenta de que, al fin y al cabo, todos estamos en un camino de aprendizaje, como es el de la sostenibilidad, y es mejor divulgar y educar que juzgar y reprochar

Máxima transparencia

Por eso es tan importante para nosotros la comunicación y que esta sea transparente y cristalina. Nos tomamos muy en serio la relación con la comunidad de Saigu y la cuidamos como si fuera un familiar muy querido o un amigo muy cercano. Y todos sabemos que la base de una relación sana es la sinceridad.

Además, es que no pretendemos ser lo que no somos. Cuando comenzamos la aventura de Saigu teníamos unas máximas muy exigentes, pero luego nos dimos de bruces con la realidad y entendimos que esto es un camino. Nos hubiera gustado que todos nuestros productos pudieran ser 100% ecológicos, pero descubrimos que la investigación en maquillaje natural todavía no está tan avanzada y aún no existen los ingredientes que nosotros necesitamos de cultivo ecológico.

También te explicamos la historia de nuestros envases, que conseguimos que el de la base de maquillaje tuviera el mínimo de plástico posible, pero no hubo manera de hacerlo con los demás. Así que optamos por un material reciclado y reciclable de proximidad como un paso dentro de nuestro camino de sostenibilidad.

Esta es la manera en la que creemos que contribuimos a hacer un mundo mejor, esforzándonos por dar la mejor calidad posible con el menor impacto en el medio ambiente. Si todos ponemos el bien común como prioridad en lugar de vivir desde el egoísmo y la codicia, acabaremos creando una sociedad más justa y respetuosa con las personas que la constituyen y con los seres vivos que la acompañan. 

1 comentarios

De momento he probado el maquillaje y el labial, estoy encantada

Paz Ferrer 09 de abril, 2020

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse