Misión

Saigu busca demostrar que otro mundo es posible empoderando a las personas a expresar su unicidad a través de productos y servicios de cosmética natural y ecológica que sean seguros para la piel, innovadores y tengan el mínimo impacto medioambiental.

Los inicios de Saigu

¿Sabes cuando llega un día y dices ¡basta!, cuando te cansas de quejarte porque el mundo no es el lugar en el que querrías vivir, te arremangas y empiezas a hacer algo por cambiarlo? Ese hartazgo fue la semilla de Saigu, que después regamos con cariño, conocimientos y esfuerzo durante más de un año, hasta que floreció en estos productos de maquillaje natural y ecológico.

Para nosotros la empatía no es algo abstracto. Nos preocupa la salud de tu piel pero también la del medio ambiente, el bienestar de los animales y el empoderamiento de las personas. Queríamos demostrar que la empatía no está reñida con el mercado o la industria, sino que puede ser el motor desde el que se trabaja en todos los ámbitos y que se puede materializar en un producto de altísima calidad y acorde con estos valores.

Proceso de formulación

Desde que empezamos a elegir los ingredientes hasta que obtuvimos los productos que ahora tienes en tus manos pasó más de un año. Probamos una fórmula tras otra, les dimos muestras a nuestras madres, hermanas y amigas, hicimos focus groups, tests homologados. Si no teníamos el 100% de aprobados, nos lo volvíamos a llevar al laboratorio y seguíamos mejorando. Todo para sacar al mercado los mejores productos hechos con ingredientes naturales.

Valores

- Compatibilidad con la piel. Los seres humanos y la naturaleza llevamos milenios evolucionando a la par en este planeta. Los compuestos químicos han aportado mucho, pero los naturales ya tienen todas las propiedades que nuestra piel necesita y son mucho más compatibles con ella.

- Ingredientes ecológicos. Buscamos que todos los ingredientes que sea posible provengan de la agricultura ecológica porque no tendría sentido seguir contaminando la tierra, los ríos y mares con abonos artificiales para darte un producto natural.

- Proximidad. ¿Para qué importar aceite de coco cuando se puede usar el de romero que florece en cualquier rincón del Mediterráneo? La proximidad forma parte de nuestra filosofía a todos los niveles, desde el origen de los ingredientes hasta la producción o el envasado.

- Fabricación a mano. En Saigu no hacemos el pedido del producto y esperamos a que nos llegue desde la otra parte del mundo. Tenemos laboratorio propio en el que añadimos los ingredientes, removemos la mezcla, prensamos el pintalabios, lo introducimos en el envase y te lo mandamos a casa. Así nos aseguramos de que cumplimos nuestras promesas.

- No a la experimentación animal. Aunque la experimentación animal esté prohibida en la Unión Europea, nos aseguramos de que ningún tipo de maltrato a los animales forme parte de ningún producto de Saigu.

- Ética y empatía. Buscamos la coherencia en todo lo que hacemos desde el trato a todas y cada una de las personas que forman parte de Saigu y a las que se dirigen sus productos, así como al medio ambiente que nos rodea, los animales que amamos profundamente.

Fundadores

david hart y gerard prats

Saigu Cosmetics nace de dos amigos de la infancia que crecieron en la preciosa isla de Menorca donde aprendieron lo espectacular que puede ser la naturaleza si la respetas y la cuidas. Gerard Prats estudió química y ha trabajado durante varios años en la industria de la cosmética, pero su pasión es el medio ambiente, en el que también se está formando, así que con Saigu Cosmetics consigue juntar lo que más sabe con lo que más le gusta.

En el viaje le acompaña su amigo David Hart, emprendedor experto en marketing digital que ayudó a levantar de cero la conocida revista online Código Nuevo. Allí aprendió que, cuando crees en algo y te dedicas en cuerpo y alma, consigues hacerlo volar y llegar a lo más alto. Pero decidió dar un volantazo, bajarse de la estabilidad de un proyecto consolidado y crear Saigu Cosmetics para todas aquellas personas que quieren que sus hábitos sean cada vez más coherentes con sus ideas.

Gerard y David han querido plasmar en Saigu Cosmetics todos los valores que ellos mismos buscan en los productos que consumen: la transparencia, la ética o los ingredientes de proximidad. Además, tienen la ventaja de controlar el 100 % del proceso de producción y distribución por lo que pueden garantizar su idoneidad. Gerard ha elegido cuidadosamente todos los ingredientes de los productos que entran en contacto con tu piel.