Sabemos que necesitas probar los tonos y las texturas de tu cosmética antes de comprártelo. Pero nosotros te proponemos una nueva fórmula: lo compras, en 48-72 horas lo tienes en casa, lo pruebas cómodamente 15 días y, si no te convence, lo devuelves gratuitamente.

Así de simple. No te tiene que saber mal, no te vamos a pedir ninguna explicación, sabemos que a veces simplemente un producto no hace ‘match’ contigo y ya. Nos escribes un correo, mandamos al transportista a tu casa, recoge el producto aunque esté abierto, y ya está. Así de fácil.