[Podcast] Gerard Prats: "Con cada compra que haces estás dando un voto"

 

En la sociedad está habiendo una especie de 'despertar' a la sostenibilidad y a la emergencia climática por culpa de la contaminación y la sobreexplotación del planeta. También se está dando una toma de consciencia sobre lo que implica la acumulación de productos químicos en nuestra piel. En Saigu Cosmetics también estamos viviendo esto y es lo que nos ha inspirado a crear una marca de maquillaje diferente.

Por ello en este tercer capítulo del podcast Revolución Sostenible, hemos hablado con uno de los fundadores de Saigu, Gerard Prats, que nos explica qué preguntas debemos hacernos respecto a nuestro estilo de vida y de consumo: "Este producto qué partes tiene, cada parte de dónde viene, qué ingredientes contiene y cuál es la repercusión real de esto que me pongo todos los días".

Buscar soluciones

 Cuando este cuestionamiento se produce con todos los productos que tenemos en casa, es habitual caer en la desesperanza: "Uno de los problemas que hemos tenido todos los que hemos creído en los movimientos ecologistas o sostenibles es que caemos en la depresión", relata Gerard en un momento de la entrevista.

Sin embargo, hay que sacudirse esa sensación y empezar a ver qué se puede hacer para contribuir a revertir esta situación que no solo es responsabilidad de los consumidores. "Las empresas tienen que empezar a tomar consciencia e ir hacia una producción sostenible y los gobiernos tienen mucho que hacer en este ámbito", dice Gerard. 

Una compra, un voto

Él y su amigo y socio David Hart, decidieron crear una empresa de maquillaje, pero cada persona puede intentar actuar en su propio círculo de influencia."Saigu nace de la necesidad de probar que la industria puede cambiar a algo más sostenible y algo más compatible con la necesidad de las personas". Pero no querían que tuviéramos que renunciar a calidad por nuestros valores. Prats cree que "se pueden hacer las cosas sostenibles, ecológicas, naturales y creando un super buen producto".

Él está convencido de que esta es la única manera de provocar un cambio real en la inercia destructiva que está llevando el sistema socioeconómico. "Con cada compra que haces estás dando un voto a tu manera de pensar. Si tú nos compras a nosotros o a cualquier empresa que se preocupa por la sostenibilidad, tú le estás dando un voto de confianza y ahí como consumidor tienes muchísimo poder".

Inspiración sostenible

Está firmemente convencido de que "si de repente todos los consumidores empezamos a irnos a alternativas más sostenibles, no solo en cosmética, sino en alimentación, o en movilidad, el mercado se va a mover". Así que nada de desanimarse viendo lo mal que está el planeta en las noticias. Ojalá este capítulo de Revolución Sostenible sea inspirador y muestre que hay alternativas y todos podemos encontrar nuestra manera de colaborar.

 

Dejar un comentario