Guía para saber qué pintalabios de Saigu ponerte para cada ocasión

Los labios pueden ser la parte más protagonista de tu rostro. El maquillaje es el instrumento con el que es posible hacer que esta parte carnosa esté más potenciada o pase algo más desapercibida. No es sencillo escoger un tono concreto para los labios. Dependerá de muchos factores, entre ellos, lo que cada persona desee. Cierto es que, también, el momento o la situación del día nos puede revelar por cuáles tonos o colores debemos inclinarnos. La gama es tan amplia que hay tonalidades específicos para el día y otras para la noche. Y cada uno de ellos puede adherirse a una ocasión en particular. Aquí proponemos, en base a los colores de pintalabios Saigu, cuál puede ser el ideal según la ocasión que se presente.

Para poner un poco de orden comenzaremos diferenciando, por un lado, los pintalabios cremosos y, por otro, los mate. Como bien se explica en la Guía completa para elegir tu pintalabios (donde, además, puedes ver cuál tono va mejor según tu tono de piel y tu color de pelo), cada gama de colores expresa algo concreto de la persona y se destaca, siempre, lo humano, lo ecológico y el lado más poderoso de cada unx. Los ingredientes naturales son la base, así no solo cuidas tu piel y tu rostro sino también el medio ambiente. Aunque aquí se propongan diferentes contextos en los que llevar los colores, lo mejor es elegir el que más te guste para cualquier momento.

Mate

Toda la gama de pintalabios mate de Saigu es una auténtica explosión de color. La alta pigmentación cubre perfectamente los labios y, además, los mantiene hidratados.

Uno de los tonos que, a pesar de ser suaves, marcan intensidad dentro de los mate. Su tonalidad rosada en fusión con un fucsia es perfecta para llevar de día, sobre todo para a diario o un domingo por la mañana cuando quedas para hacer un brunch (tan habituales del buen tiempo). En este tipo de ocasiones es más usual llevar tonos pastel y poco saturados, por eso el Mô es más que ideal. No pasa desapercibido y le da viveza al rostro.

Mercadal

Uno de los colores nuevos dentro de los mate de Saigu. Su tono rosado es algo más fuerte que el anterior pero se encuentra dentro de los que se conocen como nude. Sigue siendo perfecto para llevar de día o bien en cuando comienza a atardecer. Su nombre hace referencia a una cala de Menorca, con lo cual lo puedes llevar para ese momento tan único de después de la playa: una ducha y a tomar algo cerca del mar con el Mercadal vistiendo tus labios.

Sa Mesquida

Es una fusión entre lo que sería un rosa y un anaranjado, algo así como un coral intenso. Su tono es más oscuro que los anteriores pero no tan potente como los siguientes, con lo cual puede ser ideal para el día. Es perfecto para momentos como una entrevista de trabajo o un almuerzo. Viste los labios de forma suave y le da brillo y alegría al rostro.

Macaret

Entramos con el Macaret dentro de los tonos más rojizos. Es uno de los más suaves dentro de los mate. Es ideal también para cada día, ya sea para clase o el trabajo ya que es sutil como el Mô pero en un tono más castaño, más terrenal. Asimismo puede ir perfecto para una primera cita, sobre todo si se trata de un encuentro de tarde-noche.

Arenal

A medida que avanzamos con la lista va subiendo el tono oscuro. El tono Arenal es más marrón y da fuerza y protagonismo a los labios. Es ideal para una reunión entre amigxs, esos momentos en los que quedar a tomar algo por la noche. Su tono más opaco lo quita de eventos como bodas, a no ser que se trate de un convite por la noche donde puedes tenerlo a mano para cambiar de un tono como sería el Macaret a uno más oscuro, como este Arenal. En la variedad está la originalidad.

Fornells

Otra de las novedades de Saigu dentro de los colores mate. Aquí se sube la intensidad y nos acercamos a un rosado potente, casi tirando a rojo, es un tono que nos recuerda a las fresas. Es perfecto para una primera cita, da energía y viveza al rostro y destaca sobre cualquier tono de piel y cualquier color de pelo. Es uno de esos tonos con los que dar protagonismo a los labios. Es el tono casi previo al rojo pasión.

Grau

Uno de los más diferentes dentro de los mate por su color más violeta. Es de esos pintalabios hechos para eventos o encuentros por la noche, como por ejemplo una primera cita. Destaca muy bien sobre tonos de piel claros y hace que los labios sean los únicos protagonistas, por eso debe combinarse con un maquillaje más sutil en el resto del rostro. Es ideal para cenas de trabajo, encuentros entre amigxs o eventos familiares. 

Pregonda

La fruta de la pasión hecha pintalabios. Entramos con el tono Pregonda en lo que es la tonalidad más rojiza dentro de los mate. Un color fuerte, con personalidad que, aunque es mejor llevarlo de noche, puede destacar en cualquier ocasión donde se quiera transmitir el mensaje de 'aquí estoy yo'. Primeras citas, bodas, cenas o fiestas pueden ser algunos de los momentos perfectos. El pintalabios que no puede faltar dentro de tu colección. Combínalo con un maquillaje sutil y unas pestañas potentes.

Addaia

Uno de los tonos más oscuros dentro de los mate. Un color guerrero, fuerte, con potencia y personalidad que no pasa desapercibido en ningún momento. Lo mejor es llevarlo de noche ya que durante el día puede ser excesivo. Aún así existe un contexto en el que podría ser ideal: los festivales. Estos eventos concentran mucho color que siempre va desde el rosado hasta el naranja por eso, para distinguirse entre la multitud, el Addaia es genial. Combínalo con un maquillaje igual de fuerte: pestañas alargadas y un rabillo del ojo gatuno.

Cremosos

En esta gama de pintalabios cremosos de Saigu se combina una nutrición absoluta y unas tonalidades ligeras que se extienden de forma completa y suave, para que parezca que apenas los llevas puestos. Es una gama de cobertura más baja que los mate pero no pasan desapercibidos.

Binibeca

Uno de los más suaves dentro de los cremosos es el tono nude por excelencia. Perfecto para llevar cada día: para ir al supermercado, hacer recados o incluso ir al trabajo. También va bien para un brunch o una entrevista. Destaca, sobre todo, en tonos de piel más oscuros. Es el clásico pintalabios que tienes que llevar encima porque puedes usarlo en cualquier contexto de día. Por la noche pasará más desapercibido.

Macarella

Un brilloso tono anaranjado clarito, lo que diríamos un coral más bien suave. Combina tonos rosados con un marrón flojito que hacen que este pintalabios sea perfecto para ir a trabajar. Es un color veraniego que expresa frescura y delicadeza. También puede servir para los recados del día a día, sobre todo si lo que quieres es un tono un poco más intenso que el Binibeca pero sin que sea excesivo. Es el equilibrio hecho pintalabios.

Cavalleria

Una de las novedades dentro de los cremosos. Un coral intenso que destaca sobre el rostro. Su tonalidad refuerza el color natural de los labios, le da algo más de vida. Su brillo potencia los bordes y podría dar la sensación de que no llevaras nada puesto. Entrevistas de trabajo, festivales, brunch o primeras citas son algunos de los contextos perfectos. Es para aquellas personas que quieren maquillarse de forma sutil y potenciar la belleza natural que ya de por sí existe.

Turqueta

Un tono parecido al Grau pero mucho más suave. Es como llevar una gominola sobre los labios, es el conocido rosa chicle. Tiene un acabado lila que lo diferencia del resto y que lo hace ser un pintalabios muy versátil: es perfecto tanto para contextos de día como de noche. Puedes usarlo para la rutina tanto de días libres como de trabajo o bien para eventos concretos en los que lo puedas combinar con un maquillaje natural.

Sube un poco más la intensidad con este color. Sin embargo también puede ser de esos tonos nude que nombrábamos con anterioridad. Casi es el color natural de los labios, le agrega un poco más de fuerza pero sin ser excesivo. La naturalidad al completo. Es ideal para esos afterwork que cada vez son más usuales. También lo puedes llevar en brunchs, almuerzos o reuniones familiares. Si quieres darle brillo al rostro sin recargarlo, el Lô es tu color.

Binidalí

La última novedad dentro de los cremosos de Saigu. Es el tono más parecido al fucsia que existe dentro de toda la gama. Es un color vivo con mucha energía y que hace que los labios sean protagonistas. Su viveza es ideal para el verano y combina con cualquier tono de piel y color de pelo. Es un tono para llevar en primeras citas, cenas o fiestas. Combínalo también con pestañas alargadas y sombra de ojos sutiles.

Binigaus

Uno de los tonos más oscuros dentro de los cremosos. El marrón tostado por excelencia. Perfecto en equilibrio y en tonalidad. No es muy fuerte pero tampoco muy suave. Un color terrenal que brilla para dar delicadeza a los labios a la par que fuerza. Ideal para tonos de piel claro y combina perfectamente con ese color dorado que toma la piel cuando se broncea. Combínalo con una sombra de ojos blanca suave y úsalo para cenas, paseos al atardecer y esas noches veraniegas donde un maquillaje natural pero intenso es la base perfecta para cualquier vestuario. 

powered by Typeform

 

Como aclarábamos antes, aunque estas sean nuestras recomendaciones, lo ideal es que elijas el color que más te guste para la ocasión que quieras. De esa manera podrás potenciar ese brillo que ya existe en ti y, además, con todos estos tonos cuidas tu piel y cuidas el planeta, ¿qué más se le puede pedir a un maquillaje?

 

Dejar un comentario