Paso a paso: cómo cuidar tus labios en tiempos de mascarillas

Aunque los tengas todo el día escondidos detrás de la mascarilla y aunque se te ha complicado el llevar pintalabios porque se te empastra de tanto ponerla y quitarla, no tienes que olvidarte del cuidado de tus labios. Esta piel es diferente a la del resto del rostro. Es muy fina, sensible y frágil y, al no tener melanina y glándulas sebáceas, no tiene protección frente a las agresiones externas. Por eso motivo se deshidratan y sufren daños con facilidad llegando incluso a producirse grietas. Así que, los labios necesitan una rutina específica para mantenerlos sanos y bonitos. 

Empieza por la exfoliación

Primero debes preparar la piel de los labios con una suave exfoliación. Esto te ayudará a eliminar los antiestéticos pellejitos y conseguirás una piel mucho más permeable para la hidratación que necesita. Al tratarse de una zona tan delicada lo ideal es realizar una exfoliación cada 15-20 días o, si tienes unos labios muy dañados que lo necesiten, como máximo una vez a la semana. 

En cuanto al grano, escoge los que sean de azúcar y bastante concentrado, para que la acción mecánica de frotar sea efectiva. Mejor en tarro que en barra, y aplicado con el dedo. Haz suaves movimientos circulares en tus labios durante 1 o 2 minutos.

No te recomendamos que no lo hagas con un cepillo de dientes porque las cerdas son muy agresivas y pueden levantar las pielecitas llegando a causar heridas que permiten que las bacterias y la suciedad tengan vía libre para hacer de las suyas. 

La imprescindible hidratación

Después de la exfoliación hay que aplicar un tratamiento hidratante recuperador. Y en este punto es donde debes fijarte bien en los ingredientes a la hora de escoger un buen producto para cuidar e hidratar tus labios. 

Te recomendamos que evites a toda costa ingredientes oclusivos como la vaselina, glicerina o parafinas ya que pueden provocar un efecto rebote. Estos ingredientes crean una falsa hidratación ya que actúan de forma superficial en la piel, creando una película que retiene el agua en tu cuerpo pero no aportan una hidratación profunda y dificultan que actúen el resto de principios activos que pueda llevar la fórmula.

En cambio si escoges productos con ingredientes que de verdad te ayuden a hidratarlos en profundidad no solo verás mejores resultados sino que no necesitarás estar pegada/o a nuestro bálsamo todo el día. Con una aplicación cada 3-4 horas será más que suficiente. Uno de esos ingredientes es el aceite de oliva que tiene una gran cantidad de ácido oleico con un alto poder hidratante indicado para las zonas más secas.

 

Mascarilla de noche

Por la noche los tratamientos son más efectivos porque los dejamos reposar sin interrupciones además de ser el momento del día en el que se acelera el proceso reparador de la piel.

La mascarilla de labios es uno de tus aliados que va a hacer que notes la diferencia usándolo día a día precisamente antes de dormir. No te asustes, no se trata de un producto incómodo. Es como un bálsamo de labios algo más denso que lo aplicas antes de irte a dormir y lo dejas actuar por la noche. A la mañana siguiente despertarás con los labios tan suaves e hidratados como los de un bebé.

Protector solar de día

Al ser extremadamente fina, la piel de los labios es muy sensible al sol y puede quemarse fácilmente. Por este motivo, es importante que, si vas a pasar tiempo en el exterior, sobre todo si es verano y hace mucho sol, lleves encima un protector solar específico para labios y te lo apliques regularmente.

 

¿Qué pintalabios elegir?

Por suerte el maquillaje evoluciona y ahora además de poder utilizar los colores por sus colores, sus fórmulas enriquecidas con vitaminas y aceites hidratantes cuidan y protegen tus labios. Ese ha sido uno de nuestros objetivos en Saigu y, entre las fórmulas de nuestros pintalabios mates, cremosos y velvet puedes encontrar diferentes ingredientes como el aceite de oliva, aceite de jojoba, extracto de romero, manteca de cacao, manteca de karité y vitamina E. 

Con estos pintalabios conseguirás una gran comodidad y los cuidados necesarios para tener unos labios perfectos que lucirán el color en todo su esplendor.

 

Revisa tus hábitos

Fumar, morderse los labios, lamerlos para combatir la sensación de deshidratación, etc. Todos ellos son malos hábitos que deberías abandonar si, cuando por fin nos podamos quitar la mascarilla quieres tener unos labios bonitos, saludables y jóvenes durante mucho tiempo.

 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse