Hombres que se cuidan: una realidad que tenemos que normalizar

A muchos niños, desde que comienzan a tener consciencia de su existencia, se les educa para que encajen en un molde de masculinidad que acaba siendo mucho más dañino de lo que somos conscientes. Las mujeres llevan décadas rebelándose contra el estereotipo de feminidad que tradicionalmente se les imponía y, aunque todavía queda muchísimo por hacer, ha habido avances importantes. Sin embargo, los hombres no han tenido este movimiento y siguen presos de este sistema que afecta a su salud mental, física, a su esperanza de vida y que también se refleja en la relación con la cosmética.

El clásico "los niños no lloran" y sus variantes que todo hombre ha escuchado múltiples veces en su vida solo es la punta del iceberg de un modelo de masculinidad que les impide expresar el variado arco de emociones que sentimos las personas y solo les permite un par. Solo está socialmente aceptado que un hombre exprese rabia (a través de la violencia) y libido, así que, cuando sienta tristeza, frustración o vergüenza las expresará a través de la agresividad.

Las cifras de la masculinidad tóxica

Esto hace que agredan a otros hombres, a las mujeres, pero también a si mismos, ya sea activamente (suicidios, accidentes por imprudencia, etc) o por falta de autocuidado. Pero, pongamos cifras a esta problemática: la OMS afirma que la tasa de suicidios es un 75% mayor en hombres que en mujeres; los homicidios son cuatro veces mayores en el sexo masculino; las tasas de mortalidad por accidente de tráfico entre hombres duplican las de las mujeres; y los hombres consumen hasta cinco veces más tabaco y alcohol que las mujeres.

¿Cuál es el perfil del bebedor en España? Tal y como reveló en 2018 la Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES), elaborada cada dos años por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, un hombre de entre 25 y 54 años. 

Pero he aquí el dato definitivo: el informe de 2019 sobre la esperanza de vida de la Organización Mundial de la Salud también reveló que los hombres viven una media de 4'4 años menos que las mujeres. ¿La razón? "En muchas circunstancias, los hombres tienen peor salud que las mujeres y, aunque gran parte de eso tiene bases biológicas, podría verse ampliado por los roles de género", relata el análisis en las conclusiones. 

El autocuidado no tiene género

Es cierto que el cuidado del cuerpo y la salud al que tanto tiempo dedican las mujeres también está relacionado con el estereotipo de género que les impone un modelo de belleza para formar parte de la sociedad. Pero lo bueno dentro de lo malo es que esto las hace más sensible al autocuidado y les permite expresar emociones de manera menos dañina. Aunque también hay límites, las mujeres que expresan rabia en seguida son tildadas de agresivas, locas o desequilibradas. 

Pero, al menos en este aspecto, van un paso por delante de los hombres que tienen tendencia a abandonarse más, no solo a nivel estético, sino en cuestiones de salud tanto física como psicológica. 

Es una triste pero cierta realidad el hecho de que a un gran número de varones les sigue suponiendo un reto reconocer que necesitan ayuda de un terapeuta, así como también rehuyen el momento de enfrentarse ante una consulta médica o, en algunos casos, descuidan deliberadamente su alimentación, que, como ya hemos dicho en otras ocasiones, juega un papel decisivo en nuestro estado de ánimo y en nuestro organismo. 

Cosmética para hombres 

Y esto se refleja también en el ámbito cosmético, que es en realidad el que a nosotros en Saigu nos incumbe pero, como ves, es un problema mucho más extenso y no queríamos que te quedaras con la sensación de que es algo superficial, que simplemente los hombres no se ponen cremas y les queremos convencer de que sí lo hagan.

Aparte de la rutina de aseo que todos compartimos, los rituales para cuidar la piel, que no tienen otro fin que prevenir patologías, así como evitar un envejecimiento prematuro, deberían formar parte del día a día de cualquier varón.

Cierto es que los productos cosméticos deben adaptarse a las diferentes características fisiológicas de cada persona (piel seca, grasa, mixta, con acné, con manchas...) y, por cuestiones hormonales, los tratamientos que exige la dermis de una mujer, sobre todo en ciertas fases del ciclo menstrual, pueden variar (levemente) respecto a los de su género opuesto. Pero esta no es suficiente justificación para no apostar por líneas cosméticas neutras. 

De hecho, según la Academia Estadounidense de Dermatología, aunque la piel de los hombres es entre un 20 y un 25 % más gruesa que la de las mujeres (y con más colágeno y elastina), los básicos de la rutina facial deberían ser los mismos, erradicándose así el binarismo de la industria. 

Parece que hombres y tratamientos faciales/de belleza no pueden ir en la misma ecuación sin que el resultado de esta sea un adjetivo peyorativo de la talla de 'metrosexual' (por no hablar de la asunción de su orientación sexual que, al final no deja de ser una misoginia latente). Cada persona debe ser libre de elegir cómo experimentar su identidad sin que eso le convierta en 'débil' y lo débil esté relacionado con lo femenino. 

Las nuevas masculinidades

La reivindicación de nuevas formas de expresión de género, más libres y fluidas, está calando fuerte en la sociedad, pero no es suficiente con aplaudir la nueva masculinidad de famosos como Harry Styles si luego cuchicheamos cuando nos cruzamos por la acera con un chico que lleva maquillaje o decimos despectivamente "es que mi novio tarda más en prepararse que yo". La ruptura de los prejuicios de género debe estar presente en nuestro día a día, y que cada persona decida cómo quiere ser sin tener que entrar en un molde para ser aceptada por los demás. 

En Saigu Cosmetics sabemos que esta transformación sociológica probablemente lleve décadas, pero queremos formar parte de ella creando productos unisex, expresándonos en lenguaje inclusivo y normalizando el autocuidado masculino. Por supuesto que esto es un camino y sabemos que hoy en día el 90% de las usuarias de maquillaje y cosmética siguen siendo mujeres, pero nos gustaría que ni ellas usaran nuestros productos por estereotipos de género ni ellos dejaran de hacerlo por las mismas razones. 

1 comentarios

¡Bra-vo! 👏👏👏

Tània 10 de mayo, 2021

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse