Cómo pintarte los labios según tu tipo de labio

Cada persona, a medida que crece, va conociendo qué forma tiene su rostro y, por tanto, la mejor manera de sacarle partido a través del maquillaje. El tono de piel, la forma de tu mirada, más o menos ojeras, el tamaño de tu frente y, cómo no, sus labios. A veces pasa que nos gustaría tener los labios más gruesos o más finos, menos caídos o más alargados. 

Y es que la cuestión no está en cambiarle la forma, sino en encontrar la mejor manera de potenciar lo que ya existe. Y eso se puede hacer escogiendo el labial ideal para tu boca. Debes fijarte en el tamaño, la forma y su grosor. Aquí los dividiremos para que encuentres qué color te favorece y, de esta manera, encuentres el que va contigo. Luego puedes elegir si lo quieres cremoso o te decantas por los tonos mate.

Labios finos

Si quieres aumentar su efecto, es decir, que destaquen un poco más, puedes utilizar un lápiz delineador del color que quieras. El brillo hará que su forma sea más llamativa, así que escoge tonos claros como el Cavalleria de los cremosos de Saigu o el Mercadal de los tonos mate. No solo destacarán más sino que le darás un toque suave y fresco.

Labios gruesos

Como decíamos, el brillo aumenta la apariencia de grosor. Si no quieres que tus labios se vean aún más gruesos, evita el brillo. Lo ideal es aplicar una base mate e inclinarte por los tonos oscuros. Una de las opciones dentro de los tonos cremosos que puedes encontrar en Saigu es el color Lô pero lo ideal es escoger uno de los mate, en concreto el Addaia. Si quieres mejorar la forma utiliza un pincel, poniendo más atención y más oscuridad en el centro de la boca y bajando la intensidad hacia las comisuras de los labios.

Labios caídos

Este tipo de labios son aquellos que, puestos de forma natural, parecen tener la forma de un gesto triste. Para evitar esto utiliza un lápiz delineador de tono nude y  pinta el labio inferior desde el centro a los extremos. Sigue dibujando la línea hacia los labios superiores pero hazlo hacia arriba y desde las comisuras. Los tonos medios favorecen estos labios. Una opción puede ser el Macarella, uno de los cremosos de Saigu o el Fornells dentro de los mate.

Labios desiguales

Hay quienes tienen un labio más grueso que otro, es una de las formas más habituales en casi todas las mujeres. Para aumentar el grosor del labio superior (el que suele ser más fino) utiliza un lápiz delineador del color que vayas a utilizar. Esta forma desigual es agradable, no debes intentar que sean simétricos. Escoge un mismo color de diferentes intensidades: para el superior una intensidad más clara y para el inferior, más oscura.

Boca grande

Los colores neutros son los mejores que van con este tipo de boca. A algunas mujeres les incomoda este tamaño y quiene disminuir el ancho. Para ello habrá que utilizar una de las bases de piel sobre la parte superior o los extremos de la boca. Visualmente parecerá que son más pequeños. Si, por el contrario, quieres aumentar su volumen utiliza brillo y tonos fuertes e intensos. Tu boca será la protagonista de tu rostro.

Boca pequeña

Hay un truco para las bocas pequeñas o los labios finos y es el de salirse muy levemente del contorno que ya existe. No hay que exagerar porque, de esta manera, parecerá que están mal pintados. Lo ideal es usar tonos llamativos, muy vivos y que no sean oscuros, ya que si son apagados, la boca parecerá más pequeña. Recuerda, también, usar brillo ya que esto alzará su forma.

1 comentarios

El rimmel marrón me encanta porque, por fin, ¡ no me pican los ojos! La barra de labios vandana tiene una textura estupenda, además de que es el color se obtiene de forma vegana. Enhorabuena.

Clara Garzón Pacheco 23 de marzo, 2020

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse