Por qué en Saigu no usamos los claims ‘toxic free’ y ‘cruelty free’

Si ya utilizabas cosmética ecológica antes de Saigu Cosmetics, tal vez te haya sorprendido no ver en nuestros banners y packaging los claims ‘toxic free’ y ‘cruelty free’ tan habituales en otras marcas. ¿Significa eso que metemos ingredientes venenosos en nuestros productos y los testeamos en animales? EN ABSOLUTO. Simplemente que preferimos hablar de cómo son nuestros productos en lugar de cómo NO son.

Por otro lado, algunos de los compromisos que adquirimos al empezar la aventura Saigu Cosmetics, fueron la transparencia y la divulgación. Hay una gran complejidad en encontrar buenos ingredientes naturales y que encima sean todos de proximidad. Y nosotros queremos explicar con detalle todo el proceso de creación de un producto y no quedarnos en la superficie.

Sin embargo los claims, que es como se conoce a los reclamos publicitarios en cosmética, nos parece que son simplistas y que generan confusión. Porque la realidad es más extensa y, aunque entendemos que tienes muchas cosas por las que preocuparte al día y no estás como para leerte la Biblia sobre cada producto que usas, nosotros queremos explicarte los matices que hay detrás de los nuestros.

Nadie te envenena deliberadamente 

 

 La palabra ‘tóxico’, según el diccionario, significa que estamos ante algo que envenena, incluso de forma deliberada. De manera que, si nosotros decimos que nuestros productos no contienen tóxicos, damos a entender que los demás sí y estamos utilizando un marketing del miedo: ‘Cómprame a mí porque, si no, te vas a intoxicar’.

Sin embargo, nosotros no queremos tirar por esa vía. No creemos que ninguna marca añada ingredientes tóxicos de forma deliberada. La comunidad médica y científica van avanzando en sus investigaciones y, en cuando hay pruebas de que un compuesto es perjudicial, se retira.

Para eso están también las autoridades, como la Unión Europea, que tiene, desde 2009, una ley muy específica sobre los ingredientes que pueden y no pueden llevar los cosméticos. También debemos entender el concepto de dosis: una copa de vino al día puede ser incluso positiva para tu salud, en cambio el exceso de alcohol es tremendamente perjudicial y puede llegar a matarte.

De manera que no queremos intentar manipularte para que tires todo tu maquillaje a la basura porque te está haciendo daño y solo utilices el de Saigu Cosmetics. Si te apetece probarlo, preferimos que sea desde otro lugar. Que entiendas el esfuerzo que estamos haciendo por utilizar solo ingredientes naturales y el máximo de ellos de cultivo ecológico. Lo hacemos porque creemos firmemente que es mejor para nuestra piel y también para el medio ambiente y los animales que forman parte de él.

Más allá del 'cruelty free' 

Ver esta publicación en Instagram

Lo que hacen muchas marcas de cosmética natural es encargar los productos a un laboratorio, después le ponen el claim 'toxic free' o 'cruelty free' y a vender. Pero ni han creado la fórmula, ni han elegido los ingredientes ni conocen a los proveedores.⠀ ⠀ En Saigu Cosmetics tenemos nuestro propio laboratorio, hacemos la formulación, probamos decenas de ingredientes hasta dar con el mejor, buscamos proveedores locales y envasamos los productos. ⠀ ⠀ Por eso podemos decir que ninguno de nuestros productos, ni sus ingredientes, en ninguna fase del proceso han sido testeados ni tienen componentes de origen animal. En cambio prescindimos del claim 'cruelty free' porque esta práctica está prohibida por las leyes de la Unión Europea desde 2013. Por ello nos parece engañoso utilizarlo, porque se da a entender que el resto de marcas sí lo hacen y en realidad todas estamos sujetas a la misma ley.⠀ ⠀ Lo mismo pasa con el 'toxic free'. No nos parece correcto dar a entender que otros cosméticos son 'tóxicos', que según el diccionario significa venenoso. Nuestros productos no contienen ni parabenos, ni sulfitos, ni ningún derivado del petróleo porque nuestra filosofía es hacer un maquillaje lo más natural, ecológico y sostenible posible. Pero sin intentar alarmarte ni hacerte que tires el resto de tus productos a la basura. ⠀ ⠀ Ese es el nivel de compromiso con la ética, con la transparencia, con tu piel y con el medio ambiente que tenemos en Saigu Cosmetics. Simplemente hemos creado la marca que nos hubiese gustado encontrar.

Una publicación compartida de Saigu Cosmetics (@saigucosmetics) el

 

Y así llegamos al otro claim que preferimos no utilizar y este es el ‘cruelty free’ porque nos parece que está desfasado. La mayoría de miembros de nuestro equipo somos veganos, amamos a los animales por encima de todas las cosas y luchamos cada día por que no se siga destrozando su habitat natural. De hecho es una de las razones por las que creamos Saigu Cosmetics.

Sin embargo, no creemos necesario utilizar ‘cruelty free’ como reclamo publicitario por varias razones. En primer lugar porque el testeo de cosméticos en animales de laboratorio está prohibido por las leyes de la Unión Europea desde el año 2013. De nuevo, especificarlo da a entender que otras marcas sí lo hacen cuando es ilegal.

Es verdad que hay países, como China, que lo exigen así que, si una marca internacional comercializa en ese mercado, debes dar por hecho de que lo han tenido que hacer. Y también sabemos que es una práctica que sigue estando permitida en la industria farmacéutica y de los productos de limpieza del hogar. De manera que, los ingredientes que se usan en estos productos también pueden pedir una excepción a la hora de introducirlos en cosméticos.

Pero reflexionando nos dimos cuenta de que a nosotros el ‘cruelty free’ se nos quedaba corto. Es decir, por supuesto que nos aseguramos 200% de que no hay maltrato animal en ninguna de nuestras fases de producción, tal y como nos lo exige la ley. Pero, ¿ya está? ¿Esto es todo lo que vamos a hacer por los animales? Nos parece que las leyes son un acuerdo de mínimos y se puede hacer mucho más por asegurarnos su bienestar. 

 

De ahí toda nuestra filosofía sobre la sostenibilidad, la agricultura ecológica para no contaminar ríos y destrozar la biodiversidad, la proximidad para evitar la contaminación ambiental del transporte de mercancías de un continente a otro, etc. Claro que todo esto es más complejo de explicar que un simple logo de un conejito, pero como hacemos enormes esfuerzos por hacerlo, también le dedicamos tiempo a contarlo. Porque estamos seguros de que ahí fuera hay muchas más personas como nosotros que quieren sumarse y remar en la misma dirección. Recuerda que no hay ‘Planeta B’.

1 comentarios

Hola, tenéis lápiz de ojos o kahal?
Gracias por vuestra respuesta

Ana 01 de abril, 2019

Dejar un comentario