Guía completa para escoger tu máscara de pestañas perfecta

Una mirada vale más que mil palabras, por eso no es raro que las máscaras de pestañas sean uno de los cosméticos más usados, y por lo tanto, uno de los productos que la industria del maquillaje más tiempo dedica para mejorar sus fórmulas, y también su aplicación.

Podemos prescindir de la sombra de ojos, podemos no maquillarnos los labios y podemos, cualquier día, olvidarnos de ese ligero rubor que nos da el colorete. Pero hay algo que prácticamente nunca ocurre: olvidarnos de maquillar nuestras pestañas. ¿Renunciar a ese efecto infinito y poderoso que nos da unos ojos de escándalo? Nunca.

¿Sabrías escoger bien la máscara de pestañas que necesitas?

Empecemos por el principio: ¿qué tipo de pestañas tienes?

Poco pobladas

Como la línea de crecimiento de la pestaña está poco poblada, la sensación visual es de que casi no existen pestañas. Conseguir un look dramático hiper espeso e hiper negro no resulta tan fácil.

pestañas poco pobladas

Pestañas cortas
Puede haber densidad y en la línea de crecimiento existir más pestaña. El problema es que al ser cortas, probablemente no estén curvadas y tiendan más hacia una forma más recta. Con las pestañas cortas se busca alargar y conseguir profundidad para marcar el ojo.

pestañas cortas

Pestañas finas

Tan finitas que casi no se ven. Son las que suelen necesitar un tratamiento fortalecedor que le dé cuerpo y densidad a la mirada.

pestañas finas

Pestañas rectas

No hay forma de que se ondulen y parece que la curva en ellas ni exista. El mejor amigo de las pestañas rectas en el rizador pero no siempre el resultado dura el tiempo que nos gustaría: pestañas ultra curvadas.

pestañas rectas

¿Y qué máscara uso según mi tipo de pestaña?

Ahora que ya sabemos cómo es nuestra pestaña, lo importante decidir qué tipo de máscara va a conseguir el resultado que estoy buscando. ¿Unas pestañas pobladas, kilométricas, de Hollywood o algo más natural que alargue y curve de manera sutil y más suave? Hay cepillos para todo y él será siempre el mejor y más fiel aliado.

Dime qué efecto buscas y te diremos qué cepillo necesitas

tipos de cepillos mascara de pestañas

Quiero tener muchísimo volumen

Mucho volumen, tipo muñeca ‘doll’ pero sin rastro de las pestañas con grumos. Para este efecto es perfecto el cepillo con forma de espiral ya que consigue almacenar más producto y repartir de forma tridimensional. Con esto conseguimos que las pestañas se vean más gruesas, más tupidas y también más alargadas y separadas.

Quiero una curvatura de escándalo

En este caso los cepillos de forma cónica rizan mejor y multiplican la curvatura, dándole a tu mirada una forma más alargada. Este tipo de cepillo, junto con el cepillo tradicional curvado, consiguen llegar a todas las pestañas y elevarlas de forma espectacular. Insiste en la curva cuando lo apliques para potenciarla mucho más.

Quiero pestañas infinitas

Kilométricas, como la quinta avenida de Nueva York. Extra-largas, arquitectónicas, bien separadas y definidas. El efecto de ‘súper pestañas’ nos encanta porque nos hace sentir atractivas. Los cepillos cortos con cerdas cortas y rectas de silicona te dejan manejar mejor el producto y repartirlo desde la raíz hasta la punta, pestaña por pestaña. Así pueden separarse y alargarse ópticamente gracias a que atrapa hasta las pestañitas escondidas que ni siquiera nos vemos.

Quiero más densidad en mi mirada

Cuando tienes las pestañas poco pobladas se suele buscar el efecto de más pestaña. El cepillo recto vuelve a ser la estrella. Al coger más cantidad de producto que el resto de cepillos, crea una sensación de mayor densidad cuando se reparte sobre las pestañas.

Quiero más volumen y más curvatura

Para qué conformarse si existen cepillos que te lo dan todo. Este es un look más setentero, cargado, mas rococó. Es este tipo de pestañas que se nota que están maquilladas, pero no importa. Para esto, el cepillo de bola puede ser genial ya que consigue llegar pelo a pelo alargando y curvando. Eso sí, necesitarás paciencia para cubrir todas tus pestañas. No desesperes.

Quiero un efecto muy natural

Como si no las llevases maquilladas, consiguiendo, simplemente, un efecto ‘eyeliner’ muy sutil que engrandezca tu mirada y sin que resulte artificial. Aunque el efecto natural puede conseguirse con cualquier cepillo porque dependerá del número de pasadas que le des a tus pestañas, los de silicona y los de tipo peine muy finitos le darán un aire más natural al quedar bien definidas, pero sin apelmazar y sin que se peguen entre ellas. Otra opción es optar por máscaras de colores similares al de tus pestañas. Un tono marrón le puede dar una ligera profundidad sin que prácticamente se note que llevan producto. Las máscaras de pestañas transparentes también tienen su función ya que además de hidratarlas aporta definición y abre la mirada sin que se note por qué. ¡Magia!

Quiero maquillar mis pestañas inferiores

Cuando maquillas tus pestañas inferiores se nota. El ojo se abre y parece mucho más grande. Además de existir en el mercado cepillos ligeros y más finos que nos hacen mucho más fácil su aplicación, también existen máscaras específicas con cepillos estudiados para que la precisión sea máxima. Sin embargo, ten en cuenta que lo de maquillar las pestañas de abajo no sirve para todo el mundo. Si tienes bolsas en los ojos o demasiadas ojeras, llevarás la atención a esa parte de tu rostro haciendo que cobre mucho más protagonismo.

Quiero que me duren todo el día y toda la noche

Entonces necesitas una máscara Waterproof. Nuestra recomendación es que su uso sea limitado, utilízala para ocasiones especiales o intenta encontrar una máscara de pestañas que se adapte a la durabilidad que necesitas. Algunas fórmulas son más resistentes pero no son tan agresivas como las Waterproof. Las pestañas también se caen y se dañan, y aunque en la gran mayoría de los casos vuelven a crecer, si el folículo piloso se daña, su crecimiento será más largo y en algunos casos, casi imposible.

4 consejos para la aplicación de la máscara de pestañas:

  1. No bombees la máscara. Harás que entre aire en el producto y que se seque muchísimo antes y que aparezcan los temidos grumos que después viajarán hasta tus pestañas. Si eres de las que le encanta menear el bote, solo agítalo con la palma de las manos como si estuvieras amasándolo y listo.
  2. Si está seco añade aceite de oliva o de almendras… Con solo una gotita basta. Aplicarle a tus pestañas una máscara seca hará que tengan un aspecto acartonado y eliminar el producto después se hará de una forma más agresiva.
  3. Añade un poquito de polvo de talco o polvos traslúcidos en la punta antes de aplicar tu máscara habitual. Es un truco para que se vean más largas y más gruesas.
  4. Cuídalas cada día como si se tratase de una parte importante de tu cuerpo. Por el estrés, el clima y otros factores las pestañas se debilitan. Cepíllalas a diario incluyendo un poquito de aceite de ricino sobre el cepillo y después peina tus pestañas. Desmaquíllate siempre y nútrelas con un poquito de vaselina. Tendrás unas pestañas fabulosas para que después tu máscara potencie tu mirada nivel infinito.

    ¿Cómo es la máscara de pestañas de Saigu?

    Nuestra máscara de pestañas es ideal para usar cada día gracias a que sus ingredientes naturales son completamente seguros para tus pestañas. Su textura ligera y fluida permita que se extienda fácilmente dándoles volumen y curvatura sin apelmazar. Si quieres cuidar tu salud y respetar el medio ambiente sin renunciar a unas pestañas poderosas, elige entre nuestros 4 tonos el que más vaya contigo.

    ¿Cómo escoger cuál le va mejor a mis ojos?

    Hay vida más allá del negro, pero si quieres experimentar yendo sobre seguro, utiliza una rueda cromática como la que incluimos aquí y guíate con ella de la siguiente forma:

    colores máscara de pestañas
    1. Busca tu color de ojos en la rueda.
    2. Para un maquillaje de ojos natural, elegante y favorecedor, elige las tonalidades que sean más cercanas a la tuya.
    3. Para resaltar tu color de ojos, elige las tonalidades que estén en lado opuesto de la rueda a tu color.

    Máscara de pestañas negra (mirlo)

    mascara de pestañas mirlo guías

    Cualquier mirada se verá realzada con este color. Es un tono universal que potencia los ojos y que consigue unos resultados profundos, intensos y más dramáticos.

    Máscara de pestañas azul (saigu)

    mascara de pestañas saigu

    Ideal para ojos azules y marrones que serán los que mejor luzcan este color de pestañas. Se consigue una mirada luminosa y llamativa. Es un tono atrevido para un makeup rompedor y diferente.

    Máscara de pestañas marrón (lotus)

    mascara de pestañas lotus

    También es favorecedora en cualquier color de ojos pero su resultado es más clásico. Es perfecta si buscas un efecto natural y elegante que suavice las facciones de tu rostro.

    Máscara de pestañas burdeos (pop)

    mascara de pestañas pop

    Cualquier mirada congenia perfectamente con este color. En especial los ojos verdes y negros en los que se verá potenciado su color nivel infinito.

    ¿Cómo aplico la máscara?

    1. Curva tus pestañas con la ayuda de un rizador de pestañas. Para no dañarlas recuerda que nunca debes estirar del rizador, simplemente empieza por la base de las pestañas hacia el exterior y hazlo de forma suave y cuidadosa.
    2. Aplica la máscara de pestañas desde la base hasta las puntas asegurándote de entrelazar bien las pestañas entre las cerdas del aplicador.
    3. Realiza movimientos en zig-zag para depositar la mayor cantidad de producto pero evitando que se queden apelmazadas y con grumos.
    4. Si te apetece un look más intenso, aplica una segunda capa de máscara de pestañas a la vez que le damos dando la forma que más te apetezca.
    5. Maquilla también tus pestañas inferiores para un resultado más impactante. Puedes conseguir un look babydoll añadiendo más cantidad de producto u optar por algo más ligero y natural aplicando un poco de máscara. No es aconsejable si tienes los ojos redondos o saltones.

    ¿Cómo desmaquillar tu máscara de pestañas?

    Una de las partes de nuestro rostro que más sufren cuando las desmaquillamos son nuestras pestañas. Frotamos arriba y abajo y al final acabamos maltratándolas. ¿El resultado? Más débiles, menos largas y más debilitadas.

    1. Elige un producto bifásico que retire fácilmente la máscara sin necesidad de hacer movimientos bruscos o violentos. Recuerda que las pestañas no te han hecho nada para que seas así de dura con ellas :)
    2. Elige algodón o material suave para limpiarlas.
    3. Moja el algodón con el producto bifásico y déjalo dormir sobre tus ojos durante unos segundos para que penetre bien en tus pestañas. Una vez pasado ese tiempo, retira haciendo movimientos en una sola dirección para evitar arrastrar el producto.

        Dejar un comentario